martes, 3 de abril de 2012

STONEHENGE, UN MANDALA ARQUITECTÓNICO


          Stonehenge es algo más que un monumento megalítico, es un “área sagrada”, un mandala arquitectónico. Los constructores de este gran monumento, posiblemente, lo utilizarían como templo religioso o como observatorio astronómico. Para las culturas antiguas la piedra simbolizaba la eternidad.
          Stonehenge es la construcción más fascinante del Neolítico. Incluso existe la leyenda de que las piedras fueron colocadas allí por el mago Merlín. Lógicamente, el cabono-14 lo desmiente. Se encuentra a 100 Km al oeste de Londres, en Salisbury.  Está formado por enormes bloques de piedras que forman cuatro círculos concéntricos.
          Stonehenge fue denominado para ser una de las maravillas del mundo, pero no le eligieron. En la llegada del solsticio de verano se convierte en un lugar mágico y, así como en la actualidad se organizan viajes para estar en ese lugar y en ese momento, en la antigüedad se supone que también debió ser un lugar de culto y peregrinación.



No hay comentarios:

Publicar un comentario