domingo, 14 de abril de 2013

GUSTAV KLIMT

         
          Gustav Klimt (1862-1918) vivió en la Viena de finales del siglo XIX, en plena Belle Epoque. Se relacionó con artistas e intelectuales de una enorme fuerza creativa. El tema principal de Klimt era la belleza de las mujeres. El erotismo es uno de los temas más utilizados, tanto en la obra de Klimt como en la de sus coetáneos.
          El Emperador Francisco José otorga a Klimt la cruz de oro al Mérito, pero le niega el nombramiento de profesor titular de la Academia. Por tanto, sintiéndose rechazado, se niega a aceptar los encargos del gobierno. Entonces se centra en pintar mujeres mujeres muy sensuales y eróticas y en los encargos de la burguesía.
          Las reproducciones en color que más se venden en los museos son, precisamente, las de Gustav Klimt. Muchos lo definen como el precursor de la modernidad. Era hijo de un artesano muy perfeccionista que le ingresó en la Escuela de Artes y Oficios a la edad de 14 años. Estuvo allí durante 7 años y aprendió técnicas como la pintura, fresco, mosáico, etc...
          Sus obras eran tan buenas que su profesar le encarba trabajos de decoración artística en lugares como el palacio Sturany en Viena, en el balneario de Carlsbad, etc... Con lo que comienza a ser muy conocido tanto entre aristócratas, como entre burgueses e intelectuales, además de entre otros artistas importantes de su época.

Si deseas ponerte en contacto conmigo, puedes hacerlo en éstas direcciones:
informacion@creatividadygestiondeltalento.com                                     
Editado por María Esther Meñique Perón

No hay comentarios:

Publicar un comentario